DESASTRES NATURALES Y HUMANOS EN ÁFRICA

 

            Los desastres naturales son siempre fenómenos repentinos y destructivos. Sin embargo, en algunas partes del mundo, hay fenómenos naturales que se podrían evitar. En las siguientes líneas, demostraremos que África es uno de estos lugares.

Los desastres naturales más conocidos, por ser los más frecuentes en los medios de comunicación y los más destructivos en el corto plazo son los terremotos, las erupciones volcánicas, los tsunamis y los tornados. Sin embargo, hay muchos más desastres naturales que son tan destructivos como los mencionados, pero que no son ni tan impresionantes ni tan rápidos, como por ejemplo las sequías, las inundaciones, las hambrunas provocadas por epidemias, la desertificación, las plagas… África vive este tipo de desastres naturales que, por ser más silenciosos, se olvidan antes.

El continente africano está situado sobre la placa tectónica africana. Se trata de una placa mixta que incluye parte terrestre (continente africano) y parte marítima (zona este del océano atlántico y zona oeste del índico). Las placas limítrofes son:

Esto implica que toda la extensión del continente no se encuentra en un punto de choque de placas, por lo que los terremotos (que se originan en zonas de encuentro de placas o fallas tectónicas) y volcanes (que se originan en zonas de encuentro de placas o puntos calientes) no son frecuentes. La única excepción es el valle del Rift, que se encuentra en una zona de choque entre lo que se consideran ya dos placas: la placa africana y la placa somalí. Algunos científicos consideran que de seguir a este ritmo el continente africano se fragmentará en dos y se creará un nuevo océano. Esta es la única zona en la que se registran sismos, que suelen ser esporádicos y poco intensos.

A continuación, explicaremos los desastres naturales más  frecuentes y peligrosos en África, con las fechas en las que se produjeron los más terribles, sus causas y la valoración de si se podrían haber evitado o no.

 SEQUÍAS

 Una sequía es una anomalía transitoria en la que la disponibilidad de agua es insuficiente para satisfacer las necesidades de plantas, animales y personas. Su causa principal es la escasez o inexistencia de precipitaciones. En el caso de África, su posición geográfica determina que su clima sea intertropical y en las zonas de desierto presenta un clima desértico (diferencias extremas de temperatura entre el día y la noche y ausencia de lluvias). Hay que distinguir entre aridez y sequía. Los desiertos presentan climas áridos, lo cual es lo esperable. Una sequía, sin embargo, es un proceso que se extiende en el tiempo y cuyo daño ocasionado a largo plazo es mayor. En África, las sequías suponen el mayor desastre natural, en pérdidas humanas y económicas.

SEQUÍA DE EL SAHEL

Una de las sequías más importantes se registró en El Sahel (África) entre 1969 y 1973. Afectó al sur del desierto del Sahara y produjo un aumento de su superficie (en Mauritania, Senegal, Malí, Burquina Faso y Chad). Murieron más de 200.000 personas de hambre y la mayor parte de los campesinos tuvieron que emigrar por las pérdidas de las cosechas y la muerte del ganado.

MEDIDAS PREDICTIVAS, PREVENTIVAS Y CORRECTIVAS

Predicción: el carácter lento y progresivo de las sequías hace que sólo te des  cuenta de su existencia cuando ya estás inmerso en ellas. Además, una sequía puede finalizar de forma más o menos brusca (con la aparición de un período lluvioso) o extenderse durante meses.

Prevención: una de las medidas preventivas más importantes es la predicción mediante herramientas de cálculo y uso de indicadores  que permiten conocer tanto la aparición e intensidad de la sequía, como establecer predicciones. Las medidas preventivas se dividen en tres tipos:

  • Dirigidas hacia la oferta: hacer mejor uso de los recursos hídricos existentes (embalses, aguas subterráneas, embalses…)
  • Dirigidas hacia la demanda: análisis de la experiencia de otras sequías, reducción al mínimo de las pérdidas por escorrentía, evaporación…

Corrección: Una vez producida la sequía, se trata de medidas dirigidas a minimizar los impactos de la sequía: anticiparse as que se produzca utilizando las predicciones, realizar pronósticos, alertar al público para que esté mejor preparado. También en el ámbito de la agricultura, la elección óptima de los usos del suelo, los cambios en la rotación…

Según el Centro de Mitigación de la Sequía de la Universidad de Nebraska (USA), los pasos para evitar la aparición de sequía serían:

Paso 1: Designar una unidad responsable

Paso 2: Definir el propósito y los objetivos del plan de sequía

Paso 3: Procurar la participación de los interesados y resolver sus conflictos

Paso 4: Inventario de recursos e identificación de grupos de riesgo

Paso 5: Redacción del plan de sequía

Paso 6: Identificar las necesidades de investigación y completar lagunas institucionales

Paso 7: Integrar ciencia y planes de acción (política)

Paso 8: Publicitar el plan de preparación ante sequías y desarrollar conciencia pública y retroalimentación

Paso 9: Desarrollar programas educativos

Paso 10: Evaluar y revisar el plan de preparación

El problema es que para llevar a cabo todas estas medidas, tanto las predictivas como las preventivas y correctivas, hace falta dinero. No se pueden crear órganos gubernamentales de gestión de la sequía; ni establecer instrumentos de medición en el terreno; ni crear embalses; ni cambiar los usos de la agricultura… sino se tiene dinero. El área de El Sahel es una zona esencialmente pobre, que en época sin sequías sobrevive de una agricultura de subsistencia que no aporta apenas excedentes. La pobreza es, de hecho, más destructiva que la sequía. Aunque no exista ninguna solución milagrosa para erradicar la aparición de aridez extrema, lo cierto es que una redistribución de los flujos económicos y la ayuda de las grandes potencias a las zonas pobres con sequías recurrentes mitigarían los efectos de la misma. La sequía es así un desastre natural intensificado por el hacer humano.

INUNDACIONES

Una inundación es una ocupación por parte del agua de zonas que normalmente están libres de esta. En África, las inundaciones se producen entre períodos de fuertes sequías o de precipitaciones escasas. Entre julio de 2008 y septiembre de 2009, en la región occidental de África murieron 160 personas a causa de las inundaciones y aproximadamente 600.000 se quedaron sin hogar. Casi todos los países del oeste de África se vieron afectados por las inundaciones, que arrasaron un número indeterminado de casas en Burkina Faso, Níger, Mali y Senegal y supusieron graves riesgos sanitarios para los damnificados.

En 2007, el año anterior, las inundaciones causaron 300 muertos y 800.000 damnificados en África occidental, además de destruir numerosos cultivos e infraestructuras.

Las causas que incrementan el riesgo de inundación son la deforestación y los incendios, al ser los árboles los principales medios para detenerla al absorber agua a través de las raíces. En África, la aridez del suelo intensifica el riesgo de estos fenómenos. De nuevo, la solución para disminuir el riesgo de inundación pasa por disponer de dinero. Aunque tras estas inundaciones (entre 2007 y 2009) la comunidad internacional destinó ayudas al continente africano (la Cruz Roja destinó 657.599 euros), se trató de ayudas destinadas a medidas correctoras, es decir, para solucionar los daños una vez ocasionado al desastre. Las medidas, sin embargo, al demostrarse por la experiencia y las características del terreno que se trata de una zona con tendencia a las inundaciones, deben pasar por medidas predictivas y preventivas, que necesitan de dinero. Algunas medidas preventivas para evitar la aparición de inundaciones o saber como actúar ante ellas son:

  • Reforestar la zona.
  • Hacer campañas de limpieza de los suelos para recoger los materiales con tendencia  a inflamarse (prevención de incendios).
  • En lugares donde las inundaciones son frecuentes, establecer rutas de salida y planes de evacuación para que la población sepa cómo actuar en caso de inundación.
  • Mantener durante la temporada de lluvias una reserva de agua potable, alimentos y ropa.

En el caso de un continente en vías de desarrollo, los desastres naturales son desastres en las obligaciones del primer mundo para con el tercer mundo. Las inundaciones podrían reducirse si África no fuese África. Aunque hay características que hacen inevitable una tendencia a las inundaciones, lo cierto es que la pobreza del continente determina la intensidad de las mismas.

 PLAGAS

 Una plaga es un animal o una planta que causa daño o perjuicio a la gente, los animales, sus cosechas o posesiones.

En el 2004, alrededor de tres a cuatro millones de hectáreas estuvieron infestadas de langostas en el África occidental, donde Mauritania fue el país más damnificado con cerca de 1,6 millones de hectáreas infestadas. En la región, durante el verano se trataron, más de 600.000 hectáreas. Los países más afectados por la invasión de langostas fueron: Mauritania, Malí, el Níger y el Senegal.

Las plagas producen la pérdida completa de miles de cosechas. Teniendo en cuenta que en África el 75% del suelo no es productivo, la situación se agrava aún más. La solución pasa por la compra de insecticidas, lo que pasa es que hablando de millones de hectáreas el precio se eleva a millones.

Volvemos al principio: África es un continente asolado especialmente por los desastres naturales. Sin embargo, la mayoría se podrían evitar o –cuanto menos- reducir consistentemente. Lo que pasa es que haría falta la ayuda de la comunidad internacional. Los desastres naturales en África son en realidad desastres humanos. Mientras que viva en el estado de pobreza actual, mientras que sea un continente en vías de desarrollo, mientras no se propulse su economía, de nada sirve achacar los fenómenos que han asolado y asolan África a la naturaleza. Si algo se puede evitar y no se evita, aunque el origen sea natural, la causa de fondo es humana. La sequía, las inundaciones, las plagas, las epidemias por enfermedades adquiridas a través de agua, alimentos…son desastres del hombre para con el hombre.

Belén Presas Mata

About these ads